NOMBRE

PERU MIGRANT: Estudio de la migración
rural-urbana y su impacto en enfermedades cardiovasculares en el Perú.

INVESTIGADORES PRINCIPALES

J. Jaime Miranda, Antonio Bernabe-Ortiz, Liam Smeeth, Robert H Gilman.

INTRODUCCIÓN

Fundamentos para establecer la cohorte: La migración de zonas rurales hacia zonas urbanas puede ser motivada por varias razones, incluyendo, entre otras, la búsqueda de mejores oportunidades de vida o mejores estándares socioeconómicos. Debido a eventos de violencia política, el Perú experimentó una masiva migración de zonas rurales a zonas urbanas, particularmente de Ayacucho, ciudad que aportó la mayor cantidad de migrantes a Lima. De esta manera, este experimento natural permitió estudiar migración rural-urbana sin el potencial sesgo producido por buscar mejores estándares socioeconómicos; en otras palabras, con menor sesgo de selección.
Objetivos: Esta cohorte buscó responder dos preguntas de investigación: i) ¿existe una diferencia en los factores de riesgo cardio-metabólicos en personas que migraron de zonas rurales a urbanas, en comparación a sus pares en zonas rurales y en zonas urbanas que no migraron? Y ii) ¿los factores de riesgo cardio-metabólicos en la población migrante varían según tiempo de residencia en zonas urbanas, exposición al ambiente urbano o edad a la cual migró?
Cronograma: Fecha de inicio: 2007; Fecha de Seguimientos: 2012-2013 y 2015-2016.

MÉTODOS

Población y muestra: El estudio se condujo en dos ciudades del Perú. En Ayacucho (distrito de San José de Secce) se seleccionó al grupo rural. En Lima (zona urbano-marginal, Las Pampas de San Juan de Miraflores) se seleccionó a la población urbana (nacidos y que siempre vivieron en Lima), y a la población de migrantes (nacidos en Ayacucho). Se incluyó a hombres y mujeres de treinta años o más. Gestantes y personas con discapacidades que hubieran impedido completar los procedimientos del estudio fueron excluidos.
Reclutamiento de participantes: La población se seleccionó utilizando el censo más actual de la zona, siguiente un muestreo de una solo etapa y estratificado por sexo y edad. Participantes fueron visitados en sus domicilios, en donde se les aplicó el cuestionario y se coordinó fecha para la evaluación clínica.
Instrumentos: Se utilizaron cuestionarios con preguntas validadas (ej. WHO STEPS); además, se realizó una evaluación clínica y se extrajo una muestra de sangre. La evaluación clínica basal incluyó: peso, talla, perímetro abdominal y de cintura, pliegues cutáneos y medida de presión arterial.
Muestras biológicas: Evaluación de laboratorio basal incluyó: glucosa basal, insulina, HbA1c, colesterol total, HDL, triglicéridos y proteína C reactiva.
Seguimiento: En el primer seguimiento (2012-2013) solo se aplicaron cuestionarios y evaluación clínica (peso, talla, perímetro abdominal y de cintura y presión arterial). En la evaluación final (2015-2016), la evaluación clínica incluyó, además de lo descrito previamente, composición corporal (bioimpedancia) y electrocardiograma; la última evaluación también incluyo un examen de sangre (glucosa basal).

RESULTADOS

Características de la población: La tasa de respuesta para el enrolamiento fue de 73.2% (1,176/1,606), y la tasa al completar la evaluación basal fue 61.6% (989/1,606); ergo, la población al basal fue de 989 participantes, de los cuales 201 fueron rurales, 589 fueron migrantes y 199 fueron urbanos. En el primer seguimiento (2012-2013) se evaluó al 93% de la población y se registraron 33 muertes; por otro lado, en el último seguimiento, se evaluó al 86% y hubo en total 57 fallecimientos.
Resultados principales: Resultados en relación con la evaluación basal y al primer seguimiento (2012-2013), demostraron que la incidencia de hipertensión fue de 1.73 por 100 personas-años, y señalaron que el grupo rural tuvo el riesgo de hipertensión más elevado en comparación al grupo urbano. En los tres grupos de estudio, el factor que más contribuyó a la aparición de hipertensión fue la obesidad central. Con relación a la obesidad según IMC, y en comparación al grupo rural, los migrantes y los urbanos mostraron aproximadamente ocho y nueve veces más riesgo, respectivamente. En el mismo periodo, es decir entre la evaluación basal y el primer seguimiento (2012-2013), se encontró que, en comparación al grupo urbano, los migrantes tenían menor riesgo de mortalidad general; además, y también en comparación al grupo urbano, tanto los migrantes como los rurales tenían menor riesgo de mortalidad cardiovascular.

DISCUSIÓN

Ventajas y limitaciones: Entre algunas limitaciones destaca el reducido tamaño de muestra. Los participantes incluidos en el grupo de urbanos tenían menor nivel de educación en comparación a las personas que rechazaron participar al momento de la evaluación inicial. No se recolectó, en ninguna de las evaluaciones, información sobre patrones de dieta.
Política para compartir datos y muestras: Tenemos una política abierta para compartir los datos. La base de datos de la evaluación basal está disponible en línea (https://figshare.com/articles/PERU_MIGRANT_Study_Baseline_dataset/3125005).
Para mayor información sobre cómo acceder a la base de datos del primer y segundo seguimiento, por favor contacte al investigador principal. Mayor información sobre el estudio está disponible en la publicación del perfil de la cohorte (doi: 10.1093/ije/dyx116).

FUENTES DE FINANCIAMIENTO

Wellcome Trust (estudio basal); Universidad Peruana Cayetano Heredia (seguimiento); National Heart, Lung, and Blood Institute, National Institutes of Health, through the GloCal Health Fellowship Program from the University of California Global Health Institute (seguimiento).