NOMBRE

CRONICAS: Evaluando el impacto de la variación geográfica en la progresión de las enfermedades no-transmisibles en el Perú.

INVESTIGADORES PRINCIPALES

J. Jaime Miranda, Antonio Bernabe-Ortiz, Liam Smeeth, Robert H Gilman, William Checkley.

INTRODUCCIÓN

Fundamentos para establecer la cohorte: Perú, con heterogéneas características poblacionales, epidemiológicas, geográficas y de patrones de urbanización, ofrece la oportunidad de evaluar el efecto de estas características en la progresión de enfermedades crónicas no transmisibles.
Objetivo: Investigar las variaciones geográficas respecto a los factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares y pulmonares, y las muertes causadas por estas en un periodo de 3.5 años; además, estimar el incremento y la influencia de la contaminación ambiental en las enfermedades crónicas obstructivas pulmonares.
Cronograma: La primera evaluación empezó en septiembre del 2010, mientras que la última empezó, aproximadamente, cuarenta meses después; además, hubo un seguimiento intermedio a los veinte meses, aproximadamente.

MÉTODOS

Población y muestra: El estudio fue desarrollado en cuatro poblaciones: Lima, capital del Perú con alto grado de urbanidad y a nivel del mar; Tumbes, ciudad costera a nivel del mar con zonas urbanas y rurales; Puno (se incluyó zona rural y urbana), predominantemente rural a 3,810 m.s.n.m. Los participantes fueron individuos de 35 a más años, residentes de los lugares del estudio y capaces de entender los procedimientos del estudio, así como de brindar información. Gestantes, personas con discapacidades para dar consentimiento informado o participar de los procedimientos del estudio, y aquellos con tuberculosis pulmonar activa, no fueron incluidas en la cohorte. Se escogió una muestra estratificada por sexo y edad, apuntando a reclutar, por lo menos, 1,000 sujetos por cada sitio de investigación; 500 en Puno rural y 500 en Puno urbano.
Reclutamiento de participantes: El personal de campo visitó cada domicilio para verificar criterios de elegibilidad, obtener consentimiento informado, aplicar cuestionarios y definir la cita para la evaluación clínica. Si el potencial participante no era encontrado en el domicilio después de tres visitas, entonces aleatoriamente se escogía un reemplazo de la misma edad y sexo.
Exposiciones y eventos de interés: El evento principal para la evaluación de la cohorte fueron los cambios en presión arterial, glucosa basal y función pulmonar, entre la medición basal y el último seguimiento.
Instrumentos: La metodología, evaluación y estandarización fue igual en todos los lugares de estudio. La evaluación de los participantes incluyó: i) cuestionarios estandarizados sobre enfermedades cardiovasculares y factores de riesgo; ii) pruebas de laboratorio (ej. glucosa y perfil lipídico); y iii) evaluación antropométrica, de presión arterial y espirómetro.
Muestras Biológicas: Un técnico entrenado tomó muestras biológicas. Muestras de sangre venosa fueron extraídas luego de un ayuno de más de ocho horas, pero menos de doce. En total cada participante contribuyo con 13.5 ml de sangre: 3 ml de sangre completa, 8.5ml de suero y 2ml de plasma. Todas las muestras fueron evaluadas en un mismo laboratorio. Las muestras de sangre entera y suero, luego de ser analizadas, fueron almacenadas a -70 grados centígrados.

Seguimiento: Las evaluaciones de seguimiento fueron desarrolladas siguiendo los mismos procedimientos de la evaluación inicial. Sin embargo, la evaluación intermedia –entre basal y final– fue la única que no incluyó muestras biológicas; en otras palabras, cuestionarios, evaluación de antropometría, presión arterial y con espirómetro fueron desarrolladas en las tres visitas de la cohorte.

RESULTADOS

Población y muestra: Incluyendo todos los sitios de estudio, se identificaron 11,455 personas elegibles; 4,325 fueron visitadas; y 3,741 fueron encuestadas; finalmente, la muestra basal incluye cuestionarios completos de 3,601 participantes. Al finalizar el ultimo seguimiento de la cohorte, se identificaron 38 fallecidos y 315 participantes no fueron re-contactados.
Resultados principales: Se ha descrito que la prevalencia inicial de diabetes fue del 7.1%, y al finalizar el último seguimiento se diagnosticaron 121 nuevos casos (incidencia de 1.95 por 100 personas-años). En comparación a zonas del nivel del mar, participantes en zonas de altura mostraron mayor riesgo (58%); no se encontró una tendencia clara en relación con el grado de urbanidad del lugar de estudio y mayor riesgo de diabetes. Con relación a la hipertensión, partiendo de una prevalencia de 19.7%, se identificaron 375 nuevos casos, lo que significó una incidencia de 7.1 por cada 100-personas años. Para ambos casos –diabetes e hipertensión– la obesidad fue el factor de riesgo que más contribuyó a la aparición de nuevos casos. Finalmente, en relación con la obesidad, la velocidad de aumento, en términos de IMC y perímetro abdominal, fue mayor en zonas con menor grado de urbanidad, en comparación con ciudades urbanizadas.

DISCUSIÓN

Ventajas y limitaciones: Entre las ventajas destaca ser una cohorte poblacional, con varios factores de riesgo cardio-metabólicos medidos objetivamente, incluyendo valoración de función pulmonar con procedimientos estándar. La población de la cohorte no fue seleccionada para ser representativa de cada sitio de estudio.
Políticas para compartir datos: Tenemos una política abierta para compartir los datos, interesados por favor contactar al investigador. Más información del estudio está disponible en el protocolo publicado (doi: 10.1136/bmjopen-2011-000610).

FUENTES DE FINANCIAMIENTO

National Heart, Lung and Blood Institute, National Institutes of Health (NHLBI).